martes, 13 de enero de 2015

¿Definimos turista y viajero?

Hemos escuchado muchas definiciones vuestras de turista y viajero, con todos los grises intermedios (mochilero, antropólogo, cooperante ...) Cada uno de nosotros tendría una respuesta diferente para definir qué es una cosa y qué es otra.

Os dejamos algunas  cuestiones: ¿se puede ser viajero iendo con mucho dinero?¿y viajando apenas dos semanas? o ¿ser viajero sin cruzar las fronteras de tu ciudad? ¿se puede ser viajero visitando la torre Eiffel?


Mostramos unas cuantas opiniones que hemos encontrado, en ningún caso pretenden ser verdades ni realidades.

El Turista
  • Según la Real Academia: se trata de una persona que viaja por placer. 
  • El turista intenta escapar de aquello que hace quedándose en casa, tener vacaciones
  • Sabe exactamente por qué y para qué eligió ese lugar, tiene un objetivo claro
  • Se deja sugestionar por la lista de cosas que debe ver o hacer en el destino
  • Hace fotos y, si le sobra tiempo, disfruta del momento.
  • Desconfía de la gente y se siente protegido cuando hay policía alrededor.
  • Aprende en los museos
  • Cuenta sellos en el pasaporte
  • No le preguntes donde ha ido, pues no va a saber que responderte
  • Busca la perfección
  • Tiene prisa por llegar a los sitios
  • Compara el país que visita con el suyo, tiene una posición rígida, mirando el mundo desde lo que él considera correcto.
  • Es esclavo del tiempo
  • Vive sus días de viaje con exaltación
  • Le gusta el avión
  • Viaja con ánimo de enseñar
  • Desespera con los cambios en su viaje
  • Internamente no tendrá un gran cambio tras el viaje
El Viajero
  • Según la Real Academia: quien se traslada de un lugar a otro por tierra, mar o aire.
  • Para él, el viaje es la vida real, un período para aprender, explorar y sorprenderse 
  • Durante el viaje se encuentra, no se escapa, sale a buscarse 
  • Tiene la idea de que algo específico le gustará, pero sin saber demasiado lo que le espera, y eso es lo que le entusiasma
  • Disfruta del momento y si le sobra tiempo, hace fotos
  • Desconfía de la policía y se siente seguro cuando está rodeado de gente
  • Aprende de la calle hablando con la gente y de si mismo
  • Cuenta cosas aprendidas
  • No le preguntes dónde va a ir, no encontrarás respuesta
  • Busca lo diferente
  • Intenta no llegar nunca, porque disfruta del camino
  • No compara, crea vínculos. Acepta lo que ve y se pregunta el por qué de las diferencias. 
  • No da nada por sentado
  • Es un cómplice del tiempo
  • Vive sus días de viaje con normalidad, pues el viaje es su vida, y la vida, para disfrutarla hay que tomarla tranquilamente
  • Le gusta el tren
  • Viaja con ánimo de aprender
  • Disfruta con los cambios en el viaje, pues es el comienzo de una aventura

Quizá en lo anterior se mezclen diferentes situaciones: el querer sentirse diferente, el miedo a lo mundano o el querer aparentar interesante. 

Tal vez, el término viajero está cargado de cierto misticismo en oposición al de turista que nadie pareciera querer adjudicárselo, Pero, ¿es realmente tan malo ser turista? 

Cualquiera puede ser turista, incluso el viajero. El cómo se forma el viajero es otra historia; una que sólo la vida puede contar. ¿Cuáles son tus definiciones de turista y viajero? Envíanos tu opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario