viernes, 10 de abril de 2015

La Salud en los viajes de larga duración

Cada vez son más las personas que pasan largas temporadas fuera de su país por motivos de trabajo, estudios o por el simple placer de viajar. Estas estancias de larga duración, que por lo general abarcan períodos superiores a los tres meses, deberían contar con una póliza de seguro de asistencia en viaje específica que atendiera las contingencias e imprevistos que pudiesen surgir.

Hay que ser conscientes que para disfrutar plenamente de unas largas vacaciones se deben minimizar las posibles contingencias (emergencias médicas por accidente, enfermedad, alergias, fracturas, etc.) Circunstancias que implican necesidad de atención médica y a veces grandes desembolsos económicos. Otras incidencias que pueden suceder son la cancelación de vuelo, la pérdida o robo de nuestro equipaje o que motivos de fuerza mayor nos obliguen a regresar a casa antes de tiempo. Todas estas circunstancias pueden presentarse más allá de que gocemos de una muy buena salud o de que seamos muy previsores pues nadie está exento de vivir una situación que complique su viaje. El seguro de viaje debe ofrecernos la protección necesaria para resolver estas situaciones. 


Por tanto creemos conveniente contar con una póliza de seguro de asistencia en viaje específica, diseñada para atender a todas las contingencias que puedan surgir, desde las pérdidas de conexión en los enlaces aéreos hasta enfermedades, accidentes o robos. 

Por lo general, todas las compañías aseguradoras ofrecen una póliza básica con coberturas simples, con cuotas mensuales (en algunos casos suele ser muy accesible: alrededor de 2 euros). Esta cobertura se puede personalizar según las necesidades reales de nuestro viaje. 

Algunas aseguradoras han diseñado pólizas específicas para viajes de larga duración, destinadas principalmente a un público juvenil o específicos para mochileros, cuyas coberturas abarcan más meses de estancia y entornos especiales.

Cuando las necesidades van más allá de un largo viaje de vacaciones, hay seguros “de larga estancia” que cubren los viajes que pueden durar hasta doce meses. En realidad, están orientados para aquellos que quieren vivir en el extranjero. Este seguro debería incluir además de lo anterior coberturas para gastos médicos mayores y hospitalización. 

Otro tipo de cobertura en viaje que puede ser interesante contratar es la práctica de determinados deportes como trekking a grandes alturas (Nepal…), deportes de invierno, buceo... donde suelen ser más frecuentes las lesiones o eventualidades. Entre las opciones que deben valorarse es que estén incluídas la asistencia médica de rescate y de emergencia. 

Para aquellos que viajan con mucha frecuencia, hay pólizas con opciones que abarcan un número ilimitado de viajes realizados a lo largo de un solo año. También debemos tener especial consideración cuando el viaje incluya niños o varias personas, pues existen descuentos disponibles para viajes en familia. 

Entre las garantías de las pólizas que creemos fundamentales contratar recomendamos:
  • Gastos médicos por enfermedad o accidente
  • Robos o localización de equipajes
  • Cancelación y reembolso de vacaciones no disfrutadas, pérdidas de los servicios inicialmente contratados y demoras.
  • Responsabilidad civil y defensa jurídica.
  • Repatriación sanitaria
  • Deceso
  • Línea directa de contacto las 24 horas del día en todo el mundo.

¿Qué seguro de viaje debo contratar?

Los seguros de viajes pueden evitarnos momentos de angustia y un considerable ahorro de dinero. Las pólizas incluyen varios tipos de protección con coberturas distintas. Debemos analizar nuestras necesidades y las características de nuestro viaje para determinar qué póliza nos ofrece mayor cobertura y valorar qué riesgos podemos correr de acuerdo al destino elegido (Ejemplo, si vamos al caribe en la época de lluvias o huracanes tal vez podríamos sufrir cancelaciones o cambios imprevistos en el itinerario) 

Los seguros estándar no contemplan las necesidades específicas del viajero de larga estancia. La ventaja de contratar un seguro de viaje de larga estancia reside en la tranquilidad que aporta el poder disfrutar de unas vacaciones largas asegurando las posibles incidencias tales como enfermedad o accidente durante el viaje. Sería absurdo pensar que el seguro de viaje es un gasto elevado en relación con los gastos totales que tendremos durante todos esos meses.

Para saber más ... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario