lunes, 15 de julio de 2013

Viajar seguro a Tailandia

Proporcionamos consejos con objeto de prevenir complicaciones y circunstancias a las que puedas estar expuesto durante tu viaje a Tailandia "Diseñamos tu seguridad". En la web de viajarseguro puedes encontrar información útil sobre:



Escuela de viajeros es un proyecto de fundación io que pretende compartir información útil sobre viajes ¿Has estado en Tailandia?. Cuéntanos tu experiencia.

1 comentario:

  1. Hola,
    Nosotros hemos pasado tres semanas este Agosto recorriendo Tailandia. Aunque es época de monzón, la lluvia (casi todos los días diluviaba una ratillo) no nos ha impedido hacer nada de lo que teníamos pensado. Aun así dejamos abiertos los planes para poder adaptarnos a la climatología (habíamos oído que en casos de periodos de fuertes lluvias pueden llegar a cerrar el acceso a algunas islas)...
    Una de las mejores experiencias en el país ha sido un trekking de dos días en la selva con un guía local de Mae Hong Son, una ciudad al noroeste de Chiang Mai, apartada de las zonas más turísticas.
    Estuvimos dos días caminando una seis-siete horas diarias siguiendo el curso de un par de ríos que tuvimos que cruzar (a veces con el agua hasta la cintura) unas 15 veces. En algunas zonas tuvimos que usar el repelente de insectos para ahuyentar a las sanguijuelas rociándonos bien las piernas por encima y debajo del pantalón. Es recomendable llevar ropa cómoda pero de manga y pernera larga y un chubasquero ligero (los hay hasta de un euro que son suficientes, aunque se rompen enseguida). Para los tramos por el río nos compramos (también por pocos euros) unos zapatos de goma, algo incómodos pero imprescindibles para protegerse los pies al cruzar.
    En cuanto a animales, a parte de las precauciones con las sanguijuelas y los mosquitos, no tuvimos contacto más que con insectos (los había de todo tipo y de tamaño considerable...) y con algún rastro de ganado salvaje. El guía nos habló de osos y de algún felino, pero no llegamos a ver ni rastros.
    El único susto nos lo dio una pequeña serpiente que, huyendo de la humedad de la lluvia por la noche, se había metido debajo cobertizo donde estábamos a punto de acostarnos. Apareció en la "cama" del guía, que dio un respingo y saltó buscando un palo con el que la golpeó y la lanzo al fuego. Nos dijo que, pese a su reducido tamaño, tenía suficiente veneno como para matar a alguien en una hora y, por la cara que se le quedó, no parecía un cuento para asustar a turistas... Antes de acostarnos,acercó el fuego a la zona de las camas para prevenirnos de futuras visitas y durante la noche le oímos levantarse varias veces para echar un vistazo... La verdad es que su actitud y experiencia nos tranquilizaron, pero el episodio fue un toque de atención para no perderle el respeto a la selva...

    ResponderEliminar