sábado, 27 de febrero de 2010

Caso Clínico: Insomnio

2010 © Vacunas y Viajes
Envíado por Vacunas y Viajes. www.vacunasyviajes.es
Director científico: Dr. Miguel de Górgolas Hernández-Mora

Un niño de 7 años, natural de Madrid e hijo de una acomodada familia, sin enfermedades previas importantes consultó a su pediatra porque desde hacía al menos dos meses se despertaba por las noches y tenía dificultad para conciliar el sueño nuevamente.
Por lo demás, no presentaba ningún otro síntoma neurológico o digestivo, no tenía fiebre, no había realizado ningún tipo de viaje al extranjero y no tomaba medicación.
En la exploración física tenía una talla y peso normales para su edad y no había alteraciones significativas. El hemograma y la bioquímica eran normales. El exámen de parásitos en heces fue negativo. En una prueba realizada apareció lo que se aprecia en la imagen.
¿Cuál es tu diagnóstico y qué tratamiento recomendarías?
Efectivamente se trata de una infestación por Enterobius vermicularis, una oxiuriasis. En la imagen se pueden apreciar los huevos que tienen una forma ovalada, similar a las alubias, y un tamaño de 50 x 25 micras. Al lado de los huevos se aprecia la cutícula de un adulto hembra con huevos en su interior.
El diagnóstico de la oxiuriasis se realiza mediante el test de Graham, también conocido como test de la cinta adhesiva, que consiste en aplicar una cinta de celo sobre la piel perianal para las posterior detección de los huevos.

Los Enterobius vermicularis adultos habitan en el ciego o el apéndice y las hembras adultas salen por la noche al exterior del ano para despositar los miles de huevos que producen.
En esta infección no suelen detectarse parásitos en heces ni también hay eosinofilia en sangre periférica.

El tratamiento se realiza con mebendazol (100 mg en monodosis, repetida a la semana), albendazol (400 mg en monodosis, repetida a la semana) o pamoato de pirantel (11 mg/kg).
Si quieres saber más de esta infección pincha aquí.
Si quieres ver más fotos de esta infección pincha aquí.
2010 © Vacunas y Viajes

2 comentarios:

  1. Vaya, muchas gracias por compartir este caso tan interesante de insomnio.
    Podemos ver como realmente la falta de sueño o el despertar de madrugada, se debia principalmente a otra enfermedad y no precisamente al transtorno como tal.

    ResponderEliminar
  2. Muy generosa tu información, te agradezco el aporte!

    ResponderEliminar